Delta va por la conquista de los cielos latinoamericanos.

Por Elizabeth Mora-Mass

De acuerdo con los directivos de Delta Airlines, su empresa es desde 2008 la mayor aerolínea en la ciudad de Nueva York, con sus destinos creciendo a buen ritmo, entre ellos los de América Latina.

“Ya que somos la primera aerolínea de Nueva York, queremos conquistar los cielos latinoamericanos, queremos ser la primera aerolínea para Latinoamérica. Por eso le hemos dada tanta importancia a nuestras oficinas en América Latina. Por lo mismo, decidimos que nuestra gerencia regional funcione en Sao Pablo, Brasil. Por eso, estamos negociando la compra del 49% de las acciones de Aeroméxico y la integración de sus rutas y las nuestras”,  afirmó Gail Grimmett, vicepresidenta de Delta Nueva York, cuya oficina coordina todo lo relacionado con América Latina.

La alianza con Aeroméxico es crucial para el futuro de Delta. “Los cielos abiertos y la alianza nos darán la oportunidad de expandir nuestras operaciones comerciales y servir el mercado transfronterizo. Tenemos muchos aires para el crecimiento y aunque integrar dos culturas empresariales distintas toma su tiempo, no creemos que sea nuestro caso, debido a que Delta y Aeroméxico tienen mas de 20 años de colaboración  extensa”, dijo.

Según Grimmett, hasta hace unos años, Delta era una empresa aérea que era conocida por no interesarse mucho en el mercado latinoamericano. “Pero hoy día es muy diferente. Nuestra sede para el mercado latinoamericano esta en Sao Pablo, Brasil—porque lo consideramos muy importante. Por lo mismo, queremos integrarnos con Aeroméxico”, dijo Grimmett.

Colombia, país clave

Delta sirve a 180 millones de pasajeros al año, cifra que quiere incrementar con los más de los 450 millones de potenciales clientes latinoamericanos. La empresa tiene 324 destinos a 58 países del Planeta.

Para Delta, Colombia es un país clave en la expansión para Latinoamérica. “Hemos abierto dos mercados que van muy bien. Medellín y Cartagena”, afirmo Grimmett. Es por el éxito de estos dos mercados que Delta quiere extenderse a otras capitales como Bogotá, Cali y Pereira.

Hay otros mercados como Ecuador que son muy importantes para el futuro. Pero no por ahora.

Negociaciones con Aeroméxico van viento en popa

Según  altos directivos de Delta Airlines, las conversaciones entre esta aerolínea y Aeroméxico para negociar el espacio compartido van muy bien, al punto que este 6 de abril, el Senado de México se reúne con el fin de darle seguimiento a la petición de las mencionadas líneas aéreas para integrarse.

“Creemos que si el Senado aprueba nuestra petición conjunta, en dos o tres meses podremos tener listo el acuerdo. Además, estamos ofreciendo comprar el 49% de las acciones de Aeroméxico”, informó Héctor Ruiz, gerente general de ventas de Delta para Latinoamérica.

México es un mercado que crece a mas de dos dígitos cada año. “Ahora nosotros estamos limitados para vuelos entre Cancún y Nueva York. Solo son dos vuelos diarios para las empresas mexicanas y dos para las estadounidenses. Al suprimirse los limites, podemos ofrecer mas vuelos”, explicó Ruiz.

Según Grimmett, “ahora con la negociación con Aeroméxico vamos a hacer algo realmente muy importante en México”, dijo la vicepresidenta, quien aclaró que las negociaciones se iniciaron en 2014. “Lo mas importante es que suprime los límites numéricos sobre la cantidad de vuelos para servir las rutas”.

“Es una sociedad comercial exclusiva y a largo plazo que nos permitirá potencializar la fortaleza de nuestras dos redes para brindar mejores beneficios a nuestros clientes. Vamos a abrir ofertas realmente buenas ”, dijo Ruiz.

Caridades y bonos

“En Delta nos interesamos por la comunidad. Por eso ayudamos a 42 entidades caritativas en esta nación y en Latinoamérica. Hace dos años llevamos el avión rosa contra el cáncer a México (Breast Cancer One) con sobrevivientes de cáncer de mama. Tenemos muchas otras caridades a las cuales ayudamos. En NYC queremos ser parte de la ciudad. Eso es lo que hace que una empresa fuerte se haga mas fuerte”, sostuvo Grimmett.

La vicepresidenta dice que para ser fuertes y competitivos necesitan del apoyo del personal. Por eso el año pasado, Delta les dio un bono del 20% de sus ganancias a sus 80 mil empleados. “Quisimos compartir con ellos el éxito económico”, dijo Grimmett.