México arrolla a El Salvador en su debut en la Copa Oro 2017

El Salvador estuvo valiente en la primera mitad, pero se fue desgastando para acabar el partido más con el corazón que con las piernas.

México arrolló a El Salvador con un 3-1 en su debut en la Copa Oro este domingo. El partido, primero en el Grupo C, se jugó en el estadio Qualcomm, en San Diego (California). La victoria de la selección que conquistara este trofeo en su anterior edición de 2015, lo coloca como cabeza de grupo. Los próximos encuentros se jugarán el jueves en Denver (Colorado), donde México se topará con Jamaica en un duelo de invictos y El Salvador ante Curazao.

México dio un importante primer paso para validar su favoritismo a estar en la final del 26 de julio en Santa Clara, California, pese a jugar el torneo con un equipo alternativo, ya que sus principales figuras recién disputaron la Copa Confederaciones de la FIFA en Rusia. La selección azteca estuvo dirigida por el colombiano Luis Pompilio Paéz, debido a la suspensión de seis juegos que impuso la FIFA al seleccionador Juan Carlos Osorio.

México evolucionó a toda revolución para dominar el partido de principio a fin. Su único momento de vacilación fue el gol de Bonilla a los 10, que tomó descolocada a la defensa azteca. El Tri fue el primero en anotar cuando Marín remató de cabeza un cobro de tiro libre hecho por Jesús Gallardo desde la derecha. Este fue el gol número 150 anotado por los mexicanos en las 14 ediciones de la Copa Oro.

Dos minutos le duró la alegría a los seguidores mexicanos que abarrotaron el estadio, pues el atacante Nelson Bonilla negoció el empate al aprovechar un titubeo de la última línea del Tricolor. A los 29, Elías Hernández se emboscó en un bosque de jugadores salvadoreños para rematar con volea de pierna derecha su primer gol del torneo, y el segundo de México. En el 45, un paradón de Oscar Arroyo frente a tiro a mansalva de Angel Sepúlveda evitó que México se fuera al descanso con un margen más holgado.

El Salvador estuvo valiente en la primera mitad, desafiando al gigante de Concacaf, pero se fue desgastando para terminar el periodo más con el corazón que con las piernas. Fue como un auto seis cilindros corriendo contra un monoplaza de Fórmula 1, que le dejó atrás cuando aceleró a placer.

México regreso al complementario con igual brío y al 55 definió el partido con el gol de Orbelín Pineda, quien terminó de dibujar un trazo largo de Ángel Sepúlveda para embocar en la cabaña salvadoreña. Viniendo a la carrera de atrás, el goleador de Chivas se limitó a puntear el balón para mandarlo al fondo de la red. Hubo amagos salvadoreños en los finales, pero igual México se comió al menos dos goles claros cuando sus atacantes fallaron solos ante el arquero Benji Villalobos.

Por mucho que las autoridades de Concacaf lo advirtieron, y pese al comunicado de buen comportamiento que los jugadores de cada equipo leyeron antes de comenzar el partido, el característico grito de "¡Ehhh Putooo!" de la afición mexicana se escuchó varias veces en el Qualcomm Stadium. La policía sacó a varios seguidores, pero igual no logró frenar la nota pintoresca que ha acompañado a los partidos de México en los últimos cuatro años.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.